Los Diáconos permanentes de la Arquidiócesis de Popayán, estuvieron reunidos con el Señor Arzobispo, Iván Antonio Marín López, con el propósito de compartir y socializar como se encuentran en su parte espiritual, personal y pastoral.

Fueron 17 los que en esta oportunidad participaron, donde cada uno compartió sus experiencias, dificultades y logos, que tienen en los sitios que se encuentran desarrollando su trabajo pastoral, y pueden hacer viva su entrega por una comunidad, para la cual fueron ordenados como diáconos, prestando un servicio de amor y misericordia.

El diaconado es una oportunidad donde el laico consagra su servicio a la comunidad sin dejar de cumplir con sus deberes como esposo, padre de familia y profesional, sino por el contrario consolida su hogar en la fe y da testimonio del seguimiento a Cristo.

Durante la reunión también se llevó a cabo la celebración eucarística presidida por Monseñor Iván Antonio Marín López, donde participaron las esposas de los Diáconos, hecho de gran importancia, porque ellas son los pilares fundamentales para que este ministerio se pueda desarrollar en armonía y entrega profunda, ellas son la parte de apoyo y escucha donde mediante el diálogo y el crecimiento de Dios en su hogar, puedan ser testimonio vivo del Hogar de Nazareth al servicio de la Iglesia.

Finalmente hicieron un compromiso de seguir trabajando al servicio de la comunidad, con entrega y dedicación, superando cualquier dificultad que se les pueda presentar y con la motivación de tener un corazón abierto al crecimiento de los sitios donde realizan su trabajo pastoral.