El deporte, el arte y la cultura motivaron a un grupo de personas del municipio de Corinto, Cauca a consolidar su Fundación y así al igual que ellos, los sueños de muchos niños y jóvenes, se hicieran realidad, con dedicación, entrega y disciplina.

Es así como Rodolfo Lara Ibarra y Eduardo Molina, con su grupo de amigos desde los años 80 se divertían con el deporte, donde el fútbol se convirtió en su pasatiempo favorito y entre partido y partido además de compartir y disciplinarse, comenzaron a construir un ideal, ser personas de bien que pudieran aportar a su comunidad y al municipio de Corinto.

Fue así como como los juegos interbarrios se convirtieron en su primera experiencia hasta crear el Club Deportivo Huracán, que contó con personas responsables, con valores humanos y sociales bien cimentados. Este grupo de amigos comenzó a notar lo importante que era sensibilizar y generar un sentido de identidad a las personas que a través del deporte podían aportarle a una sociedad.

La disciplina que adquirieron con el deporte también los llevó a motivarse por estudiar y formarse, por eso algunos decidieron ser Licenciados en Educación física, recreación y deporte y dándose cuenta que podían luego asociarse alrededor del grupo de recreación, y tuvieron un intento de organización que se llamó Pafiderco, profesionales de la educación física y el deporte, pero lastimosamente este intento fracasó, sin embargo no se dejaron derrotar y siguieron con su trabajo conjunto con el  tema que habían denominado en ese entonces Recreación Talentos.

Entre una actividad y otra, por fin nace la Fundación Talentos, que se constituyó como organización en marzo de 2002, y esto se dio gracias a que les fueron resultando varios contratos con la Alcaldía, el Hospital local y otras organizaciones que requerían la parte legal para hacer la contratación, entonces vieron la necesidad de conformarse de manera legal y así nació la Fundación para el Desarrollo Cultural y Social, Talentos.

A partir de ese momento comenzaron a tener más convenios y contratos, para hacer prevención y promoción de la salud, en lo que tenían ya experiencia, que era la parte lúdica, recreativa, del arte y la cultura, hallando entonces aliados estratégicos que les permitieron ir creciendo como organización y en los diferentes programas que iban realizando.

Entre los aliados estratégicos cuentas con varias organizaciones, entre las que se encuentra la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Popayán, desde el programa FortaleSCiendo, mediante el cual se ha aportado en la consolidación o mejoras en su parte administrativa y financiera, en su estructura organizacional, se ha trabajado en la elaboración de una Línea ICO y una línea Base, que les ha permitido identificar la generalidad de cómo se encuentran como organización y así identificando sus debilidades y potencialidades, también hacer ajustes respectivos que ayudan al crecimiento de la misma. Ahora se encuentran construyendo su plan de fortalecimiento para lo cual están elaborando el futuro deseado, lo que se proyectan, pero comenzando por su parte personal, relacional y organizacional.

Forjando sueños

La Fundación para el Desarrollo Cultural y Social, Talentos, desde sus inicios vio la necesidad de trabajar con los niños, jóvenes y adolescentes, entre edades desde la primera infancia teniendo como uno de sus programas bandera, las olimpiadas de la primera infancia donde participan niños, niñas y jóvenes hasta los 28 años, que además se incluye en este proceso a sus familias como eje fundamental  en el desarrollo de las habilidades de los participantes y se encuentra el apoyo para seguir participando del tema deportivo.

También han desarrollado el proyecto “en la jugada” el cual cuenta con unas líneas para hacer promoción y prevención, además de inculcar valores en el público objetivo trazado desde el comienzo. 

Es así como las líneas las denominaron “convi” que viene de convivencia entre las que se encuentra: convi escena, convi teatro, convi música, convi bol, convi comunicaciones, convi emprender, convi psiquis, que es donde se le hace la atención psicosocial a los niños, niñas, jóvenes y adolescentes y brindan asesoría a los padres de familia y los docentes; esto se realiza con las instituciones educativas, con los agentes educativos de primera infancia, y con madres comunitarias.

Otra actividad que realizan es el torneo de fútbol que se desarrolla con el programa de la Escuela de Futbol, un torneo que dura 6 meses y reúne alrededor de 1.500 personas con una participación de 81 equipos.

Y como la parte cultural no se puede dejar de lado, tienen una semana cultural denominada Expotalentos, realizada en el mes de noviembre y se presenta todo lo que realizan durante el año, se desarrollan  actividades como danza, música, y teatro.

Además como parte del atractivo para motivar a los niños, niñas, jóvenes y adolescentes, tienen las caravanas, “convi gol” que es un encuentro realizado mensualmente, donde se reúne a todos los municipios del Norte del Cauca que pertenecen a la Red de Convivencia de Deporte y Paz, que son alrededor de 10 municipio de la zona norte, el cual se congrega en un festival que hace muestras de varios deportes como futbol, baloncesto, patinaje y natación.

Es así como las caravanas se hacen rotativas se inicia en Corinto, pero luego visitan Puerto Tejada, Padilla y Santander de Quilichao, entre otros, y en cada uno de los municipios se reúnen entre 1000 y 1200 participantes, alrededor de estas expresiones deportivas y culturales, los cuales van acompañados de padres de familia, monitores y docentes.

En la actualidad la Fundación cuenta con una Junta Directiva, tienen un Gerente y Representante Legal,  que es Eduardo Molina, un Vicepresidente, Dulmei Giraldo, en la parte contable se encuentra Alba Lucia Usuriaga, el Tesorero que es Rodolfo Lara, y un equipo técnico con facilitadores en diferentes ramas.

“Hacer los sueños realidad sí es posible, nosotros como Fundación somos un ejemplo, crecer como seres humanos íntegros y formarnos como profesionales y aportar a la comunidad, a la región que nos ha visto crecer sí se puede, es sembrar una verdadera paz desde nuestras provincias”, manifestó Rodolfo Lara, Licenciado en Educación física, recreación y deporte y miembro de la Fundación para el desarrollo cultural y social, Talentos.