Más de diez años después de que por motivos de una falla geológica que afecto una buena parte de la población, incluyendo el templo parroquial, la comunidad Serrana celebró con alegría la reconstrucción del nuevo templo parroquial, que fue bendecido y consagrado, por Mons. Iván Marín López, Arzobispo de Popayán.

La ceremonia religiosa fue muy emotiva y contó con la participación de varios sacerdotes de la Arquidiócesis, y la presencia masiva de la comunidad parroquial tanto del sector urbano como de las veredas, quienes manifestaron su satisfacción por la obra realizada.

En su homilía el Señor Arzobispo felicitó al Párroco y a todos los fieles, y los exhortó a continuar construyendo al comunidad cristiana, pues el bello templo físico, es una símbnolo de la comunión de vida de amory de fraternidad que debe existir en la vida eclesial de todos los fieles.

Por su parte el párroco, padre Manuel Guerrero, agradeción a todos, especialmente al Señor Arzobispo, por su impulso definitivo para la realizacioón de la obra, a las Agencias Internacionales de Ayuda, a los diferentes maestros y colaboradores de la construcción y a la comunidad en general, pues sin ellos hubiera sido imposible llevar a feliz término esta obra.