El Seminario a sus Pastores: gratitud y acogida

El Seminario a sus Pastores: gratitud y acogida

Todavía seguimos asimilando desde el Seminario Mayor, lo que significa despedir a un Pastor, como Monseñor Iván Marín, que los últimos 21 años fue Pastor y guía de esta casa de formación, y quien recibió para iniciar su proceso formativo y después ordenó para el Ministerio sacerdotal, a más de 54 Presbíteros, que han venido no solo a rejuvenecer el rostro de la Iglesia arquidiocesana sino a darle nueva vitalidad desde el compromiso de pastores comprometidos con la misión y la nueva evangelización.

A Monseñor Iván no nos cansaremos de agradecer su preocupación por el Seminario, su constante acompañamiento y apoyo continuo al equipo de formadores, su cercanía con los seminaristas, su presencia en todos los momentos y acontecimientos relevantes de la vida del Seminario, su preocupación por mejorar las instalaciones de la Casa para hacer más agradable y provechosa la permanencia de los seminaristas en ella, y en fin, su motivación constante no solo al clero sino también a las comunidades parroquiales ya las familias, para que no decaigan en su tarea de fomentar las vocaciones, acompañar los semilleros vocacionales