Insignias diocesanas

Escudo partido y medio cortado.

En el primer cuartel, en campo de oro la torre del reloj en color natural, por ser ésta la más tradicional de las construcciones de la ciudad de Popayán, ademas de ser el campanil que ha quedado de la antigua catedral.

En el segundo cuartel en campo de azur (azul profundo), un sol de oro, figurado de 16 rayos alternados así: ocho rectos y ocho en llamas. El sol en la heráldica significa unidad, verdad, claridad, gracia, majestad, abundancia y riqueza, y es el símbolo de la libertad y benevolencia. Por ser principio de la vida se ha colocado en este escudo de la Arquidiócesis de Popayán, que es la madre de todas las sedes episcopales del Occidente colombiano y que hicieron parte de la antigua gobernación de Popayán.

En el tercer cuartel, en campo de plata, una azucena de color natural (no roja) alusiva a Nuestra Señora de la Asunción, patrona de la ciudad y titular de la catedral.

El escudo va asentado sobre una cruz arzobispal, de oro. La cruz arzobispal tiene dos travesaños con terminaciones treboladas.

“La Caridad de Cristo nos apremia”

Con cruz de oro de dos brazos transversales en madera detrás del escudo; capelo prelaticio en verde con cordones y dos grupos diez borlas para cada lado también en verde, con palio de arzobispo metropolitano pendiente del escudo en la parte inferior, al natural; con faja en oro que lleva la inscripción Caritas Christi Urget.

Descripción heráldica: dividido en cuartos: el primero, sobre fondo rojo, una estrella de oro de ocho puntas que representa a la Virgen Santísima; en el segundo, sobre fondo dorado un águila aureolada rampante con alas desplegadas, al natural, apoyada sobre un libro cerrado, representa a San Juan Evangelista; en el tercero, sobre fondo dorado, la Torre del Reloj de Popayán, representa a la Arquidiócesis; y en el cuarto, sobre fondo rojo una rosa de oro que representa a la Diócesis de Jericó.

La expresión latina que aparece en el escudo “Caritas Christi urget”, está tomada de la segunda carta de San Pablo a los Corintios (5,14) y se traduce por “El amor de Cristo nos apremia”.

El escudo que identifica a Monseñor Marín López fue obra de Monseñor Andrea di Montezemolo, Delegado Apostólico en Jerusalén. Las artes finales son obra de Eduardo Bolaños Rojas, diseñador gráfico de Popayán.