Misionera

Pastoral 
Misionera 
 .

Divulgar el Curso de Formación Misionera como un Programa de educación abierta y a distancia para la formación de Misioneros y de Animadores Misioneros, dirigido por las Obras Misionales Pontificias en Colombia que consta de cuatro semestres académicos, teórico-prácticos, con aplicación específica en el campo pastoral y prepara en tres áreas: Teología Misionera, Espiritualidad Misionera y Pastoral Misionera.

LOS DESTINATARIOS SON: Sacerdotes, Religiosas (os), Novicias (os), Seminaristas, y otros Laicos.

Objetivos:

  1. Responder al desafío de la formación misionera y pastoral que plantea la Nueva Evangelización y la Misión ad gentes
  2. Formar Agentes para la Pastoral Misionera, la Nueva Evangelización y la Misión ad gentes.
  3. Ofrecer elementos y criterios de formación misionera que renueven actitudes y comprometan a los alumnos con la acción misionera, local y universalmente.
  4. Propiciar la vinculación y participación de los Alumnos y de sus Comunidades, en el proceso de Nueva Evangelización y en la Misión ad gentes.

META: Que, en este año, la Arquidiócesis de Popayán tenga al menos 20 personas realizando este Curso de Formación Misionera a Distancia.

Objetivo: Promover la INFANCIA MISIONERA en la Arquidiócesis como una Obra Misional Pontificia que promueve la animación y formación misionera de los niños y sus Asesores, para que cooperen en la evangelización universal, especialmente de los mismos niños.La Infancia Misionera en la Arquidiócesis se propone ayudar a los educadores, padres de familia, asesores, catequistas y animadores, a despertar progresivamente en los niños una conciencia misionera universal e impulsarlos a compartir su fe y los medios materiales con los niños necesitados del mundo. (estatutos OMP. III,17) y para ello pretende:

  1. Educar a los niños integralmente.
  2. Ayudar a los niños para que vivan la experiencia misionera de su fe.
  3. Desarrollar la creatividad y la afectividad de los niños.
  4. Enseñar a los niños la relación con Dios en la oración y los demás medios.
  5. Formar al niño para que sea misionero en todas partes.
  6. Proporcionar al niño un plan de formación adecuado a su edad.

La Infancia Misionera se ofrecerá como un apoyo al proceso de la Nueva Evangelización que realiza la Arquidiócesis, y se realizará en plena coordinación con las ESCUELITAS DE LA FÉ, que promueve el SINE.

Metas:

  1. Lograr que en el presente año, al menos 20 Parroquias de la Arquidiócesis estén impulsado la creación, animación y fortalecimiento de la INFANCIA MISIONERA
  2. Realizar cada dos meses, un ENCUENTRO DE FORMACIÓN E INTEGRACIÓN con los Asesores de la Infancia Misionera.
  3. Realizar DOS ENCUENTROS ARQUIDIOCESANOS DE INFANCIA MISIONERA, en mayo y octubre para celebrar las fechas especiales de la Jornada Nacional de la Infancia Misionera y el mes de las misiones.
  4. Motivar y realizar con los niños de todas las Parroquias, la COLECTA DE LA INFANCIA MISIONERA como signo de solidaridad y comunión con los niños más pobres del mundo.

Objetivo: Ofrecer un servicio de animación misionera en la línea de la formación que ofrecen las Obras Misionales Pontificias, para despertar, avivar, formar y sostener el espíritu misionero universal de los jóvenes de la Arquidiócesis de Popayán ayudándoles a realizar su propia misión de discípulos misioneros en sus Parroquias y en toda la Arquidiócesis.

La Juventud Misionera no pretende organizar ni ser un movimiento juvenil, sino motivar en “grupos fermento” a los jóvenes más comprometidos en la animación misionera de los otros jóvenes.

Metas:

  1. Motivar a los Párrocos, y detectar en las Parroquias, a jóvenes interesados en vivir más intensamente un compromiso de Jóvenes Misioneros.
  2. Participar del ENCUENTRO REGIONAL DE JUVENTUD MISIONERA, que organizan las OMP, con al menos 15 jóvenes, que encuentren allí motivación y estímulo para crear el “Grupo fermento” en la Arquidiócesis que a su vez extienda el espíritu misionero en muchos jóvenes de las Parroquias.
  3. Vincular al menos 20 jóvenes al “Grupo Fermento” de Juventud Misionera en el presente año, en el cual los jóvenes mediante un proceso de formación personal y comunitaria, buscan hacer posible su formación humana, cristiana y misionera para proyectarse en su ambiente y fuera de él animándolos a colaborar en distintas actividades que las parroquias soliciten.
  4. Tener como meta el VOLUNTARIADO JUVENIL MISIONERO, con jóvenes bien formados y dispuestos a dar un tiempo de su vida a un trabajo voluntario de evangelización en la Arquidiócesis y con proyección “ad gentes”.

Objetivo: Motivar a muchas familias de la Arquidiócesis para que creciendo interiormente como familia cristiana evangelizada y evangelizadora, (Familiaris Consortio) puedan proyectar esta experiencia en todos los ambientes: en el interior de la familia, en la comunidad parroquial y “más allá de las fronteras” a través de la Evangelización. Para este programa se trabajará en coordinación con la comisión Arquidiocesana de Pastoral Familiar.

METAS:

  1. Detectar a un grupo de Familias, preferiblemente vinculadas al Proceso de Nueva Evangelización, y que ya vienen realizando valiosas experiencias de apostolado, para motivar y fortalecer en ellas el espíritu de FAMILIA MISIONERA.
  2. Participar en dos encuentros nacionales con el equipo central nacional, (Semana Santa y diciembre) para establecer vínculos y fortalecer y animar el proceso de Familia Misionera en la Arquidiócesis.

Objetivo: Ofrecer a todas las Parroquias de la Arquidiócesis el programa de la UNIÓN DE ENFERMOS MISIONEROS como un servicio de la Obras Misionales Pontificias, que busca inscribir a todo enfermo crónico o anciano que desee ofrecer su dolor y su vida por las misiones, para que los enfermos asociados a la pasión de Cristo Redentor, ofrezcan sus obras, sufrimientos, oraciones y aportes económicos por las misiones.

METAS:

  1. Hacer conocer el programa, haciendo la respectiva motivación y enviando los materiales a las parroquias.
  2. Lograr que el menos cuarenta Parroquias se vinculen en este año al Programa, y reciban el Boletín bimensual y tengan el carnet respectivo.

Objetivo: Motivar la celebración activa y comprometida del mes de las Misiones y la COLECTA MISIONERA ANUAL, como medio propicio para crear entre los fieles el sentido de pertenencia a la Iglesia, la dimensión misionera de todos los bautizados y el espíritu de solidaridad y agradecimiento recíproco por todas las ayudas que recibimos de tantas maneras de la Iglesia universal.

METAS:

  1. Crear una buena motivación en el mes de las misiones difundiendo oportunamente y en todos los ambientes parroquiales, comunidades religiosas e instituciones educativas el material de Misiones enviado desde la Dirección Nacional de las O.M.P. con miras a lograr una reflexión más profunda que lleve a sumir con más decisión la conciencia y el compromiso misionero de los fieles.
  2. Motivar la COLECTA MISIONERA, de tal manera que se incremente notoriamente y supere la del año anterior como signo de nuestro compromiso eclesial y de solidaridad con la obra misionera de la Iglesia.
  3. Estimular a las Parroquias y Grupos que se distingan por su espíritu misionero y de colaboración en la colecta misionera, mediante la entrega de un DIPLOMA de agradecimiento.